Bósforo

El Bósforo, conocido como estrecho de Estambul, aquí encuentras más información sobre este estrecho tan famoso en Turquía. ¡Echa un vistazo!

Suscríbete a nuestro Boletín

Bósforo es un estrecho de 30 kilómetros que divide a Estambul en dos por lo que separa Europa de Asia y conecta el Mar Negro y el Mar de Mármara

 

Actualmente el control de este estrecho que separa dos continentes corresponde al gobierno Turco y en este existe una gran afluencia de tráfico marítimo internacional, llegando a cruzarlo diariamente más de 130 buques, lo que lo hace uno de los puntos marítimos más importantes referente a densidad de tráfico.

 

 

Datos curiosos sobre Bósforo Turquía

 

* Su nombre deriva del mito griego de Lo, amante de Zeus, a quien el dios transformó en una vaca para ocultarla de su celosa esposa Hera. Ella se zambulló en el estrecho para escapar de un tábano (insecto con alas). De ahí el nombre de Bósforo o Vado (paso) de la Vaca.

 

* Alrededor de ochenta mil buques de carga, petroleros y transatlánticos pasan por el estrecho cada año.

 

* El promontorio montañoso y boscoso que marca el punto de encuentro del Cuerno de Oro, el Mar de Mármara y el Bósforo ocupa una posición de importancia estratégica natural.

 

* En tiempos bizantinos, monasterios y edificios públicos se encontraban en este sitio. Hoy está dominado por el grandioso complejo de edificios que forman el Palacio de Topkapi,

 

* La residencia de los sultanes otomanos y las mujeres del harén durante 400 años.

 

 

Historia del Bósforo

 

El Bósforo siempre fue y sigue siendo de gran importancia desde el punto de vista comercial y militar. Estratégicamente, es una importante ruta de acceso al mar para numerosos países como Rusia y Ucrania. 

 

El control sobre el lugar ha sido el objetivo de una serie de conflictos en la historia moderna, en particular la Guerra Ruso Turca (1877-1878), así como del ataque de las Potencias Aliadas en los Dardanelos durante la Batalla de Gallipoli en 1915 en el curso de la primera guerra mundial y la de El 29 de mayo de 1453, cuando el entonces Imperio Otomano conquistó la ciudad de Constantinopla donde se construyeron fortificaciones a cada lado del estrecho.

 

 

Geografía de Bósforo

 

El Bósforo tiene una dimensión de 30 kilómetros de longitud y una profundidad variable desde los 50 a los 120 metros de profundidad, con 500 metros en sus zonas más estrechas llegando hasta a los 3 kilómetros en las más abiertas. 

 

Tiene una forma de la letra S lo que representa que tiene curvas pronunciadas y puntos donde hace realmente difícil la navegación. Actualmente existe un proyecto para hacer un canal artificial para solucionar este problema, convirtiéndose en uno de los proyectos públicos más grandes de Turquía. 

 

 

Los tres puentes sobre el estrecho de Bósforo

 

Puente Boğaziçi: Entre los distritos de Ortaköy y Beylerbeyi. Este fue el primer puente que se construyó a través del estrecho que divide Estambul. Tiene una longitud  de 1074 metros de largo, fue completado en 1973. Es el noveno puente colgante más largo del mundo. Alcanza los 64 m (210 pies) sobre el agua.

 

Puente Fatih Sultan Mehmet: El segundo puente del Bósforo, se alza muy por encima de la fortaleza de Rumeli Hisari. Terminado en 1988. Con sus 1090 metros,  es uno de los puentes colgantes más largos del mundo. Está a casi 5 kilómetros al norte del Puente Boğaziçi.

 

Yavuz Sultan Selim: Es el tercer puente, fue finalizado en el 2016 y está situado a unos 19 kilómetros del primero, después del viaducto de Millau, es el segundo puente de cualquier tipo más alto del mundo y el puente colgante más amplio del mundo con 58,5 metros de ancho.

 

 

Viaja a Turquía y Conoce el Bósforo

 

Uno de los grandes placeres de una visita a la ciudad de Estambul es un crucero por el Bósforo. Es relajante y ofrece un gran punto de vista desde el cual se pueden ver famosos monumentos de la ciudad.

 

 

Tour a Turquia 6 Días (Estambul/ Capadocia) - Visita a Bósforo incluida

Tour Crucero por el Bósforo

Excursión por el Bósforo y Asia (Día Completo)

 

 

A lo largo del camino hay palacios imperiales y antiguas fortalezas intercaladas con pequeños pueblos de pescadores. Algunos de estos sitios son el Palacio Topkapi, la Torre Gálata o la basílica de Santa Sofía.

 

Durante el recorrido se tiene la oportunidad de bajar en dos puntos y como era de esperarse uno es del lado Europeo y otro del lado Asiático, puntos obligados para notar los contrastes y disfrutar de esta ciudad dividida entre dos mundos.