La tierra es un lugar magnífico con una variedad de paisajes y escenarios deslumbrantes. Los paisajes naturales que verás a continuación son lugares sorprendentes. Desde amplios espacios abiertos hasta desiertos y montañas de colores, hay una variedad infinita disponible para ser visitada. 

 

Abróchate el cinturón mientras te llevamos a emocionantes destinos con lugares enigmáticos. Estos son los paisajes naturales más bellos del mundo y que debes ver en tu vida.

 

 


 

El Gran Cañón, Estados Unidos

Posiblemente el parque nacional más conocido de los Estados Unidos, el Gran Cañón atrae a millones de visitantes cada año. Es una de las siete maravillas naturales del mundo y alcanza una profundidad de más de una milla. 

La gente viaja de todas partes del mundo para ver el inmenso cañón que se extiende por 227 millas a lo largo del norte de Arizona. Los viajeros que planean visitar el Parque Nacional del Gran Cañón deben decidir si están interesados en hacer senderismo, rafting en aguas bravas o acampar, lo cual depende mucho del clima.


 

Cataratas del Iguazú, Brasil y Argentina

Las Cataratas del Iguazú están ubicadas en la frontera entre Brasil y Argentina, cerca de donde los dos países también limitan con Paraguay. Son parte de un enorme sistema de cascadas que suman alrededor de 275 cascadas.

Las poderosas caídas en cascada bajan del río Iguazú a unos 82 metros en la caída más grande. Las plataformas de observación se extienden hasta el borde tanto en el lado brasileño como en el argentino. En ambos lados, las cataratas están contenidas dentro de áreas de parques nacionales designadas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


 

Caño Cristales, Colombia

Este colorido río es conocido como el "Río de los Cinco Colores" y el "Arco Iris Líquido" debido a los brillantes verdes, amarillos, rojos y morados que parecen fluir bajo el agua, dependiendo de la luz y las condiciones del agua. Los colores provienen de la planta Macarenia clavigera, que puede aparecer en diferentes colores según la profundidad del agua.


Chimenea de Hadas, Turquía

Las chimeneas de hadas son las formaciones mundialmente famosas de Goreme, Capadocia. El paisaje excepcional, las bellezas naturales, las casas excavadas en la roca, las cuevas, los valles pintorescos, las colinas lunares y muchos otros lugares populares de Capadocia están llenos de estas formaciones inusuales y sorprendentes.


 

Salar de Uyuni, Bolivia

El suroeste de Bolivia alberga el salar más grande del planeta, el Salar de Uyuni, que se extiende por más de 4,000 millas cuadradas. Mientras vas por el área, puedes experimentar nevadas extremas y un calor abrasador, todo en un día. No te olvides de mirar las estrellas mientras estás aquí, ya que al no haber contaminación lumínica puedes contemplar una deslumbrante exhibición de la galaxia por la noche.



Mar Muerto, Jordania e Israel

Además de ser impresionante, el Mar Muerto ha sido conocido durante mucho tiempo por sus propiedades saludables. Desde untar el barro negro sobre la piel para exfoliar y aliviar afecciones de la piel como la psoriasis, hasta su supuesto poder natural para remediar el asma, la artritis, la osteoporosis y otros problemas, este cuerpo de agua también cuenta con un bajo contenido de polen y otros alérgenos.



Colinas de Chocolate, Filipinas

Ubicadas en la isla de Bohol en Filipinas, las Colinas de Chocolate son un pequeño misterio tanto para los lugareños como para los visitantes. A veces llamadas la "Octava Maravilla del Mundo", las Colinas de Chocolate son el tercer Monumento Geológico Nacional de Filipinas, establecido en 1988, e incluso aparecen en la bandera local de Bohol.


Vinicunca (Montaña de Siete Colores), Perú

Estas famosas montañas de colores del arco iris se encuentran en las montañas de los Andes de la región de Cusco en Perú. Las rayas y los colores del arcoíris se formaron debido al agua que se mezcló con minerales en el suelo. 

El lugar es una maravilla natural remota y simplemente hermosa. Situada a unos 5.200 metros sobre el nivel del mar la antigua capital inca, Cusco es la principal puerta de entrada para los turistas que llegan a Vinicunca. El comienzo del sendero para llegar al destino se encuentra a unas tres horas en automóvil desde Cusco, pero vale la pena simplemente por la vista.


 

 

 

Tours relacionados