El mundo está lleno de impresionantes edificios, obras y monumentos, que merece la pena visitar para conocer la cultura de los pueblos que nos han precedido.

Si quieres visitarlos todos pero no sabes por dónde empezar, aquí tienes una lista de los monumentos más famosos del mundo y su historia.
¿Listo para ir?
 

 

 

 

Pirámides de Egipto

Cuando uno piensa en el Antiguo Egipto, inmediatamente le vienen a la mente las pirámides, los imponentes monumentos funerarios donde se enterraba a los nobles y faraones con sus riquezas.

 

En la actualidad, existen 80 pirámides en Egipto y la más imponente es la de Keops en Giza. Esta pirámide es el único monumento de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo que ha llegado intacto hasta nosotros. En la necrópolis de Giza, custodiada por la Esfinge, se encuentran también las pirámides de Kefrén y Micerino.

 

A 40 km de Giza se encuentra la necrópolis de Dahshur, donde se levanta la pirámide de Snefru, padre del faraón Keops. Conocida como pirámide romboidal, se considera fundamental en la transición de la pirámide escalonada a las pirámides que conocemos hoy en día. Sin embargo, la mayor del yacimiento de Dahshur es la Pirámide Roja, llamada así por su tono rojizo. Es la tercera pirámide egipcia más alta después de las de Keops y Kefrén.

 

También a un puñado de kilómetros de Giza, se puede visitar la Necrópolis de Saqqara. En este yacimiento arqueológico se encuentra la pirámide escalonada de Djoser, que representó una verdadera innovación en la época en que fue construida. Visitar estas maravillas es una experiencia para conocer de cerca la grandeza de la civilización egipcia.

 

 

 

 

Taj Mahal

En Agra, al norte de la India, se encuentra una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno: el Taj Mahal. El nombre significa "Corona del Palacio" y se considera un símbolo de amor eterno. Fue construido por el emperador Shah Jahan en memoria de su esposa Arjumand Banu Begum. Murió en 1631 dando a luz a su decimocuarto hijo y también era conocida con el nombre de Mumtaz Mahal o "la luz del palacio".

 

Es una obra extraordinaria cuya construcción duró nada menos que 22 años. Consta de 12 mil toneladas de piedras y mármoles, así como de alfombras persas, candelabros y lámparas de oro, mosaicos de piedras preciosas y nada menos que 28 tipos diferentes de piedras preciosas y semipreciosas engastadas en mármol blanco como motivo decorativo de toda la estructura. Rodeado de maravillosos jardines, el Taj Mahal es uno de esos lugares que, una vez visitados, quedan para siempre en el corazón.

 

 

 

Torre Eiffel

Uno de los monumentos emblemáticos de la ciudad de París y de toda Francia, la Torre Eiffel se construyó entre 1887 y 1889 para celebrar el centenario de la Revolución Francesa durante la Exposición Universal de los Champs Mars. El objetivo principal de la obra era demostrar el poderío industrial de Francia a otras naciones.Diseñado por el francés Gustave Eiffel, fue la estructura más alta del mundo con 300 metros hasta 1930.

 

La Torre Eiffel está dividida en tres pisos separados que ahora albergan bares y restaurantes y desde los que se puede observar el panorama parisino. Piense que desde el último piso la vista puede extenderse hasta 60 km. Este monumento vigila la ciudad de París y la ilumina cada noche con sus más de 20.000 luces.
 

 

 

 

La Muralla China

La Gran Muralla China, incluida entre las Siete Maravillas del Mundo Moderno, es uno de los monumentos más impresionantes y conocidos del planeta.

 

La leyenda dice que incluso puede verse a simple vista desde el espacio debido a su inmensidad, de hecho mide 21196,18 km y se extiende a lo largo del norte de China.Su punto de partida es el paso de Jiayuguan, en la provincia de Gansu, y llega hasta Husan, en el 
noreste de la provincia de Liaoning.

 

Su historia tiene su origen en el año 215 a.C. con el emperador Qin Shi Huang, considerado el primer emperador de China, que quiso construir una muralla para defender las fronteras. Sin embargo, es con la dinastía Ming (1368-1644 d.C.) cuando consigue el entramado que todavía vemos hoy. Famosa desde la antigüedad, la Muralla es ahora un símbolo de la identidad y la cultura chinas.
 

 

 

 

Sagrada Familia

El Templio Expiatorio de la Sagrada Familia se encuentra en el barrio del Eixample y es uno de los lugares arquitectónicos más famosos del mundo y un símbolo de Barcelona. Su construcción se inició en 1882 y el proyecto se encargó al arquitecto Francisco de Paula del Villar y Lonzano, que inició las obras en estilo neogótico. En 1883 Villar dimitió y llegó en su lugar Antoni Gaudí, que inmediatamente decidió modificar el neogótico con un estilo más moderno e innovador.

 

Gaudí trabajó en la Sagrada Familia hasta su muerte en 1926. Desde entonces, se han sucedido los arquitectos, pero la obra sigue inconclusa. En 2019 solo se han completado 8 de las 18 torres del proyecto y se estima que la entrega oficial tendrá lugar en 2026. Cuando la construcción de la Sagrada Familia esté terminada, será el mayor edificio eclesiástico del mundo.

 

 

 

Estatua de la Libertad

Entre los monumentos históricos más famosos del mundo, símbolo de la independencia estadounidense, se encuentra la Estatua de la Libertad. Inaugurada en 1886 en Nueva York, la estatua fue creada por el francés Frédéric Auguste Bartholdi con la colaboración de Gustave Eiffel.

 

La construcción de 93 metros representa a una mujer que sostiene una antorcha, símbolo de la libertad, y una lápida en la que está grabado el Día de la Independencia Americana (4 julio 1776). A sus pies hay cadenas rotas, que representan la liberación del soberano. Inicialmente, la Estatua de la Libertad servía de faro, visible desde unos 40 km. Hoy, tras una serie de restauraciones, puede visitarse por dentro subiendo a su corona.

 

 

 

Coliseo

Llamado "Anphitheatrum Flavium" por los Romanos, el Coliseo es uno de los monumento más famosos de Italia. Su construcción comenzó en el año 72 d.C. a instancias del emperador Vespasiano y, aún hoy, es el mayor anfiteatro del mundo. El edificio estaba destinado a las luchas de gladiadores, a la caza simulada de animales feroces y exóticos y a los combates navales.

 

El Coliseo es un símbolo de la magnificencia de Roma y podía albergar hasta 50.000 espectadores en su interior. En determinadas épocas del año, también es posible visitar la parte subterránea, donde antiguamente se representaban espectáculos.
 

 

 

 

Petra

La Jordania es rica en yacimientos arqueológicos que visitar, pero el sitio histórico más bello de todos es sin duda Petra.

 

La llamada Ciudad Rosa fue construida por el pueblo árabe nabateo hace más de 2000 años, pero también formó parte del Imperio Romano bajo el emperador Trajano. A partir del siglo VIII, la ciudad quedó completamente abandonada debido a las catástrofes naturales y al declive del comercio. Fue el explorador y orientalista suizo Burckhardt quien descubrió el complejo arqueológico en 1812.

 

Hay muchas cosas que ver en la ciudad, empezando por el Siq. Esta es la entrada principal a Petra, una sima creada por un terremoto prehistórico. Caminando los 1,6 km entre las murallas de arenisca, se termina frente al monumento más conocido, El Khasneh. Entre senderos y subidas, se pasa por tumbas excavadas en la roca, fachadas de templos, bajorrelieves. Los monumentos, los teatros, los monasterios, sólo mencionarlos nos llevaría un día entero. La historia ha sido tallada y fijada en estas rocas, convirtiendo a Petra en uno de los sitios arqueológicos más impresionantes del mundo.

 

 

Si quieres visitar las Pirámides, Petra y el Taj Mahal, Memphis Tours ofrece numerosos
tours a Egipto, Jordania e India.
 

Tours relacionados